TOLLE ET LEGE

Evangelio de hoy
Lectura del santo Evangelio según san Marcos (14, 12a. 22-25):

El primer día de los Ácimos, cuando se sacrificaba el cordero pascual, mientras comían, Jesús tomó pan, y pronunciando la bendición, lo partió y se lo dio diciendo:

«Tomad, esto es mi cuerpo».

Después tomó el cáliz, pronunció la acción de gracias, se lo dio y todos bebieron. Y les dijo:

«Esta es mi sangre de la alianza, que es derramada por muchos. En verdad os digo que no volveré a beber del fruto de la vid hasta el día que beba el vino nuevo en el reino de Dios».

Palabra del Señor.

En algunas ocasiones respecto a la Eucaristía, he escuchado personas que dicen que el pan y el vino que se consagran representan la persona de Jesús, sin embargo, el mismo Señor en la institución de la Eucaristía manifiesta este ES mi cuerpo y esta ES mi sangre. No se habla de una representación, sino de la presencia REAL de Jesús, pues él quiere quedarse con nosotros para acompañarnos, para guiarnos y para alimentarnos. Si tan solo comprendiéramos esta realidad tan profunda, seguramente amaríamos más y más la Eucaristía. Feliz día para todos. No olvides que hoy es jueves sacerdotal y eucarístico, día de oración por las vocaciones de la iglesia.